Categorías
Sin categoría

La casta política – Los partidos

¿Así?

Autor: Anónimo. REFLEXIONAR.
El diputado será asalariado solamente durante su mandato. Y tendrá jubilación proveniente solamente por el mandato realizado.
El diputado contribuirá al Régimen General de la Seguridad Social como el resto de ciudadanos.

El fondo de jubilación del Congreso pasará al régimen vigente de la Seguridad Social.

El diputado participará de los beneficios del régimen de la Seguridad Social exactamente como todos los demás ciudadanos.

El fondo de jubilación no puede ser usado para ninguna otra finalidad.

  1. El diputado debe pagar su plan de jubilación, como todos los españoles.
  2. El diputado dejará de votar su propio aumento de salario.
  3. El diputado dejará su seguro actual de salud y estará sujeto al mismo sistema de salud que los demás ciudadanos españoles.
  4. El diputado debe igualmente cumplir las mismas leyes que el resto de los españoles.
  5. Servir en el Congreso es un trabajo, no una carrera.
    Los diputados deben cumplir sus mandatos (no más de 2 legislaturas)
    y luego reincorporarse a la vida laboral previa a su etapa de Servicio Público, si la hubiere, si no, al paro.
  6. Reducir al menos un 30% el número de componentes políticos de las instituciones. (Concejales de ayuntamiento, diputados
    nacionales, diputados regionales, etc.)
  7. Eliminar instituciones obsoletas o duplicadas: senado, diputaciones provinciales.
  8. Reducir un 50% el número de asesores de cargos políticos, así como limitar racionalmente sus retribuciones.

Autor: Anónimo

¿QUÉ OPINAS DE ESTO?:

Me gustaría transmitirle al Gobierno pasado, al actual, y al que puede venir lo siguiente:
TENGAN LA VERGÜENZA de hacer un plan para que la Banca devuelva al erario público los miles de millones de euros que Vds. les han dado para aumentar los beneficios de sus accionistas y directivos; en vez de facilitar el crédito a las familias y a las empresas, erradicarlas comisiones por los servicios bancarios y que dejen de cobrar a los españoles más humildes €30.01, cada vez que su menguada cuenta se queda sin saldo.

Cosa que ocurre cada 1º de mes cuando les cargan las facturas de colegios, comunidades, telefonía, Etc. y aun no les han abonado la nómina.

PONGAN COTO a los desmanes de las empresas de telefonía y de ADSL que ofrecen los servicios más caros de Europa y de peor calidad.

ELIMINEN la duplicidad de muchas Administraciones Públicas, suprimiendo organismos innecesarios, reasignado a los funcionarios de carrera y acabando con los cargos, asesores de confianza y otros puestos nombrados a dedo que, pese a ser innecesarios en su mayor parte, son los que cobran los sueldazos en las Administraciones Públicas y su teórica función puede ser desempeñada de forma más cualificada por muchos funcionarios públicos titulados y que lamentablemente están infrautilizados.

HAGAN que los políticos corruptos de sus partidos devuelvan el dinero equivalente a los perjuicios que han causado al erario público con su mala gestión o/y sus fechorías, y endurezcan el Código Penal con procedimientos judiciales más rápidos y con castigos ejemplares para ellos.

INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes. Y bastantes más por diferentes motivos que se le pueden agregar.

INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.

INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).

INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35/40 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, sólo necesiten jurar el cargo.

INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.

INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados)

INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos y sindicatos pesebreros, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (ni cultural ni intelectual).

INDECENTE, es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

INDECENTE, No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que NO se lo bajen.

INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.

INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del ERARIO PÚBLICO.

Y que sea cuál sea el color del gobierno, toooooooodos los políticos se benefician de este moderno “derecho de pernada” mientras no se cambien las leyes que lo regula.

¿Y quiénes las cambiarán? ¿Ellos mismos? Já.

Dicho esto cada vez son más los intelectuales que promueven la desaparición de la democracia y de los políticos, para ser sustituidos por un organismo fundamentado en la eficiencia.

Un organismo conformado por las mentes más brillantes del país. Una especie de élite de cerebros trabajando por el bien de la sociedad. Consciente de la sociedad NUNCA debe dividirse en Derecha e Izquierda, en Capitalistas y Comunistas, en filosofías conocidas. Un órgano de personas que reúnen el poder de gestión absoluto del país, en cuya fundación se define sus regeneración para perdurar en el tiempo al servicio de la sociedad para llevarla sin tensiones por la senda de la vida digna universal, sin carencias y sin estrés. La eliminación del estrés es sólo posible cuando desaparece el Capitalismo, ya que no existe la posibilidad de no tener nada, poco, mucho o muchísimo. En este sistema de Eficiencia, el ciudadano medio desconoce la carencia y no existe el ciudadano pobre.

El gobierno (conformado por las mentes más brillantes del país) definen y diseñan cuales son las actividades industriales que deben existir y cual debe ser su producción. La sociedad se organiza para participar de esa industria un tiempo definido al servicio de los que aún no han participado o ya participaron en esa industria. Así que no existe la competencia ni el DINERO (y las criptomonedas, etc…).

No se elimina la propiedad privada, pero el Gobierno interviene para que nada esté en desaprovechamiento. Todo el mundo debe vivir bien!

No hay bancos ni sistema financiero. El Gobierno gestiona la entrega a cada persona de lo necesario y para evitar la depresión de no tener carencias, hay un sistema diseñado donde se gestiona modo de acceso a elementos no necesarios para vivir para no renunciar a los hobbys y aficiones individuales.

Desaparecen la televisión e internet continúa. Si analiza usted qué le ofrece la televisión…es un robo de su tiempo. Tiempo que puede dedicarse a la familia, al deporte, a las relaciones sociales, a las aficiones, a cultivarse en conocimientos y espiritualmente. Internet continúa, es el lugar de encuentro entre todas las personas del mundo con información para el cultivo de la intelectualidad de las personas, pero no sirve para hacer negocios ya que el dinero no existe. Pero permite la solicitud de bienes o elementos que uno desea para sus aficiones o caprichos personales, por tanto se enlaza al sistema de obtención diseñado por el Gobierno. Recordemos que bajo este Sistema no se hace «NADA» que dañe la naturaleza y por tanto nuestra salud.

El dinero no puede condicionar la felicidad o bienestar de nadie, por tanto desaparece; y con él, el estrés. Desaparece el tiempo: no hay nada que pagar dentro de unos días.

Este sistema se fundamenta en el bienestar universal.

Lo cierto que el nivel de desarrollo social y cultural no hace posible el que un Sistema BUENO y EFICAZ se instaure. Aún estamos en un estado de subdesarrollo que nos impide entender dónde se haya la felicidad. De hecho el Sistema actual cuya élite de poder, consciente de nuestro subdesarrollo, ejecuta permanentemente acciones que precisamente evitan ese despertar para evolucionar hacia el estado de libertad y plenitud.

Sin duda el Sistema actual nos adoctrina para mantenernos dóciles. Es decir no estamos preparados para gozar de la Libertad. La libertad verdadera, la que se alcanza con el conocimiento, con el cultivo del ser, con la elevación de la consciencia y el desarrollo espiritual. Estamos todavía en esa fase dónde envidiamos el que presuntamente es más exitoso que, valoramos el frío cuando hace calor, deseamos que haga calor cuando hace frío, nos quejamos porque tenemos que ir a trabajar y si no tenemos trabajo también porque nos falta y entonces es cuando se valora el trabajo sea cual sea. Solamente cuando la vida nos da un golpe bajo, dejamos de posponer la vida para después. Vivimos de recuerdos del pasado o anhelando un futuro que ni sabemos si alcanzaremos. mientras sufrimos el presente como si nos encontráramos en una prisión sin salida. Vivimos discutiendo con nuestros padres y cuando mueren, anhelamos con toda nuestra fuerza retroceder en el tiempo para darle tan solo un abrazo más. Nos quejamos de todo lo que nos falta y nos olvidamos de disfrutar de lo que tenemos (fundamento de capitalismo para que te sigas esforzando en producir). Aprendamos a pedir perdón a quien le corresponde, así como te amo. A abrazar y sonreir. A exponer tu grandeza humana y espiritual. Debemos tener presente que un día dejaremos de respirar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.